Blog

Aunque existen 175 especies diferentes de Plasmodium, sólo cinco de éstas (P. falciparum, P. malariae, P. ovale, P. vivax y P. knowlesi) son responsables del desarrollo de cuadros de malaria en seres humanos, aunque esta enfermedad, el paludismo, también puede afectar a otros vertebrados como los reptiles, los roedores y y las aves.

¿Cómo llega el Plasmodium a la sangre?

El paludismo necesita la picadura de la hembra infectada del mosquito anopheles como vector de transmisión, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). No obstante, no todas las variedades de este mosquito -más de cuatrocientas- son capaces de portar al parásito Plasmodium en su interior, sino que sólo treinta especies de este mosquito pueden actuar como fuente de contagio.

Cuando un ser humano recibe la picadura de un mosquito infectado, el Plasmodium penetra en el torrente sanguíneo hasta alcanzar el hígado. Este microorganismo, que necesita de dos huéspedes para completar su ciclo biológico (el mosquito y el ser humano) es capaz de multiplicarse en el hepatocito -célula del hígado- y, en un segundo término, en el eritrocito -célula de la sangre que contiene hemoglobina- a la que llega en forma de merozoíto una vez ha finalizado su maduración hepática.

Especies de Plasmodium que causan malaria en humanos

Sólo las las especies P. falciparum, P. malariae, P. ovale, P. vivax y P. knowlesi pueden desarrollar malaria en seres humanos.

Síntomas de la malaria

Los síntomas de la malaria, en sus primeros estadios, pueden confundirse con los de la gripe: fiebres intermitentes, escalofríos, vómitos así como dolores de cabeza y musculares. Sin embargo, esta enfermedad puede manifestar cuadros sintomáticos una semana más tarde de haber recibido la picadura del mosquito anopheles, por lo que el viajero/turista presentar cuadros de malaria importada una vez finalizada su estancia en un país o zona de riesgo o al regresar a su país de origen.

Especies de Plasmodium que desarrollan malaria humana

P. falciparum

Esta especie del parásito Plasmodium es responsable de 0cho de cada diez casos de malaria en el mundo y del 90% de las muertes por esta enfermedad siendo, además, la única variedad capaz de desarrollar malaria cerebralColoniza tipo de eritrocitos, provocando fiebres tercianas (paludismo terciario maligno).

P. malariae

La malaria causada por Plasmodium malariae infecta los eritrocitos maduros. Se caracteriza por causar fiebres recurrentes en períodos de tres días (72 horas: fiebre cuartana), frente a los intervalos de dos días que caracterizan a las infecciones de P.falciparium y P.vivax (48 horas: fiebre terciana).

P. ovale

Este tipo de infección es menos frecuente que la de otras cepas y potencialmente menos peligrosa que la provocada por P. falciparum. El diagnóstico de los casos de paludismo provocados por este microorganismo se caracterizan por presentar una baja parasitemia.

P. vivax

Causa infecciones por malaria: paludismo terciario benigno. Sólo infecta eritrocitos inmaduros que contienen el antígeno del grupo sanguíneo Duffy en su superficie celular.

P. knowlesi

El parásito Plasmodium knowlesi tiene un ciclo reproductivo de 24 horas en sangre, por lo que es importante un diagnóstico rápido y eficaz de la infección para frenar su rápido avance. En un análisis de laboratorio,  es fácilmente confundible con P. malariae, aunque éste causa una forma benigna de malaria.

Prevención recomendada ante la malaria: Plasmodium y medicamento

Tipo A

Riesgo muy limitado de transmisión de malaria. Sólo prevención de las picaduras de mosquitos.

Tipo B

Riesgo de malaria sólo por P. vivax. Prevención de las picaduras de mosquitos y quimioprofilaxis con cloroquina. (a).

Tipo C

Riesgo de malaria por P. falciparum con resistencia a cloroquina y sulfadoxina-pirimetamina. Prevención de las picaduras de mosquitos y quicioprofilaxis con atovacuona-proguanil o doxiciclina o mefloquina.

Tipo D

Riesgo de malaria por P. falciparum y zona de multirresistencia a fármacos. Prevención de las picaduras de mosquitos y quimioprofilaxis con atovacuona-proguanil o doxiciclina o mefloquina.

Tratamiento preventivo de la malaria

La mejor opción antes de acudir a una zona endémica de malaria es al acudir a una unidad de atención al viajero donde el profesional sanitario especializado en enfermedades infecciosas será el encargado de recetarle, o no, un medicamento para prevenir la infección por malaria. La elección y prescripción del antimalárico debe hacerla -siempre- un profesional sanitario, que tendrá en cuenta el estado de salud del paciente, el área o región endémica a la que viaja así como la duración de la visita. En función del fármaco recetado, la quimioprofilaxis efectiva de la malaria variará el día inicio de toma del medicamento; por ejemplo, si, para prevenir la malaria, le han recetado un

tratamiento de la malaria con Atovacuona/Hidrocloruro de Proguanil

, el tratamiento comenzará 1 ó 2 días antes de viajar a la zona con paludismo, continuará durante la estancia en el país endémico, y seguirá durante los siete días posteriores al regreso a una zona sin malaria. Independientemente del medicamento recetado, recuerde cumplir la prescripción marcada por su médico.
¿Qué especies del parásito Plasmodium pueden causar malaria en humanos?
5 (100%) 6 votos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies